Cuidado de labios

Balsamo labial

Si hay algo que me trae de cabeza, en esto de la belleza, es encontrar el corrector de ojeras perfecto para mí y el bálsamo ideal para el Cuidado de labios.

Siempre me ha preocupado la sequedad de mis labios. Realmente no sé a qué se debe. Bebo mucha agua y procuro cuidarlos con productos específicos, pero antes o después terminan agrietados.

Simplemente viendo la foto de cabecera os podéis hacer una idea de la “obsesión” que tengo. Los productos de Cuidado de labios son como un imán para mí. No puedo evitar fijarme en ellos cuando alguien me descubre alguno que puede ser el definitivo.

Podéis pensar que me he vuelto un poco loca comprando tantos bálsamos, pero todo tiene su explicación. Al menos dos de ellos son para el uso de mis hijos, aunque yo también tiro de ellos en alguna ocasión.

Paso a contaros un poquito de cada uno. La lista va numerada del que menos me gusta, o más me ha decepcionado, al favorito, terminando con uno que aún no he empezado. ¿Queréis saber cuales son?

Antes de pasar a ellos quiero dejar claro que esto es según mi experiencia, mi punto de vista y mis gustos. No todo el mundo piensa igual y no a todos nos gusta lo mismo (y menos mal, jeje).

  • REMEDIS, POMMADE D’URGENCE LÈVRES (SKEEN)skeen

No hace falta saber francés para adivinar lo que dice el nombre de este bálsamo, pomada de urgencia labios. Sin duda este es uno de esos casos en los que el marketing entra en juego, porque nada más lejos de la realidad. Imagino que le han dado este nombre para crear una llamada de atención, pero desde luego que en mis labios no es para nada un reparador de urgencia.

Lo recibí como regalo por un pedido que hice a Skeen. No sólo me mandaron uno, no, dos eran los que regalaban, y aquí están, muertos de risa.

El primer punto en contra el formato del tubo. El que sea en tubo me encanta, pero no sé por qué se empeñan en hacer, en algunos casos, el aplicador en forma de bola. Me parece de lo más incómodo para repartirlo por el labio. Se pierde producto al apretar porque se distribuye por todo el aplicador y al labio llega una pequeña parte. Cuando lo he usado ha sido aplicándolo con el dedo, y para eso cogería otros formatos.

El segundo punto y más importante, su textura. Líquida, grasa, que deja el labio como un poco pegajoso y no recupera el labio para nada. En realidad es como echarle un ligero brillo que mantiene un poco la hidratación hasta que se elimina del labio.

Lo más curioso es que no encuentro cómo acceder a comprar este producto (aunque no lo haría). No sé por qué lo regalaban si no se podía comprar.

Una decepción total que usaré para dar jugosidad a algún labial o alguna otra cosa que se me ocurra.

Debe ser que mis hijos han heredado de su mami el estado de sequedad de sus labios. En cuanto llega el frío se les agrietan bastante y al más pequeño, que no puede estarse quieto, le salen hasta heridas.

En la farmacia me recomendaron este que, aunque el formato no me llama demasiado la atención, había oído hablar siempre muy bien de Letiblam y lo compré.

Hace su función, pero al pequeño no le gusta nada. Repara bien los labios, pero el aroma y el tener que meter el dedo en un bote tan chiquitito, junto a la textura, no me convencen. Por todo esto, no repetiré con él.

Tanto me han hablado (y he leído) sobre este producto, y tantas veces han intentado vendérmelo en los stand de Bobbi, que lo tenía en la cabeza constantemente pensando si invertir o no en este producto. Realmente si no lo hubiera hecho hubiera sido mejor, es un bálsamo tremendamente caro.

Es cierto que trae bastante cantidad, 15 gr, pero cuesta 23 €. Es un producto que, por lo menos en mis labios, no funciona. Esperaba algo tremendo, una reparación casi automática de los labios, y la decepción ha sido impresionante.

El bote es precioso, me encanta, tanto que me daba pena meter el dedo para empezarlo. Aquí tenemos el primer pero, hay que meter el dedo, con lo que no es muy higiénico. Suelo aplicarlo con un pincel o un bastoncillo de algodón.

Las esperanzas que tenía en este bálsamo hizo que me quedara un poco plof al ver que no me funcionaba. Sigo utilizándolo, evidentemente. Tampoco es que no haga nada. Repara los labios pero en su justa medida. Si los tenéis muy resecos, este no es vuestro producto.

He leído muchísimo sobre este labial y me quedo perpleja ver que la gente dice que es milagroso. Para mí no lo es, pero claro, no a todo el mundo nos funcionan las mismas cosas. Si sois como yo y lo estáis deseando probar, por favor, id a probarlo primero.

El olor es muy sutil, me gusta, pero al aplicarlo en los labios, si por casualidad lo chupas, el sabor es bastante desagradable. Tengo claro que no voy a repetir con él.

La de toda la vida. De siempre he recordado este producto. Además sigue teniendo el mismo envase rosa tan característico.

La verdad es que no he estudiado mucho este producto, pero mi experiencia es que cada vez que tenía los labios mal, muy secos y con muchos pellejos, esta vaselina los ha salvado. Lo aplico por la noche y al día siguiente parecen los labios nuevos.

Lo malo es que no es un efecto duradero y esa suavidad con la que amanecen mis labios se va eliminando a lo largo del día.

Está casi terminada y seguiré comprándola, aunque no ahora (ya tengo bastantes), porque es un producto muy barato que me gusta tener en mi cajón para una urgencia.

Una crema multiusos, conocida en todo el mundo, y según mi parecer, con una fama exagerada. Es una crema/gel bastante untuosa y pegajosa. Su olor es bastante contundente, huye de él si no te gustan los olores fuertes.

La compré hace ya muchísimo tiempo y, como podéis ver, está en las últimas. Me ha durado bastante, por la cantidad que trae, 50 gr., y porque siempre alterno los bálsamos. Es por ello que me cuesta tanto acabarlos.

Reconozco que cuando tengo los labios bastante mal, lo aplico por la noche y por la mañana están completamente reparados. Sirve para para zonas resecas, reparar la piel y se puede usar en otras zonas, pero en ese sentido a mí no me ha ido muy bien, bueno, digamos que no me ha hecho más que otros productos que me gustan más. Por el precio que tiene me inclinaría a comprar, en el caso de querer repetir un producto así, su clon Biopel. Biopel se vende en farmacias/parafarmacias y es prácticamente el mismo producto, con la ventaja de ser muchísimo más  barato. No lo tengo pero en internet podéis encontrar numerosos blogs donde os los comparan.

Volviendo al Eight Hour, a no ser que lo encuentre super reducido de precio, o que me lo regalen, no creo que repita con él.

Ya os he contado el problema de mis hijos con los labios, sobre todo en invierno.

Viendo que Letibalm no nos funcionaba, en mi farmacia me recomendaron este producto de Avène. Lo compré un poco reacia porque no es una firma que me guste en exceso, pero tengo que reconocer que este bálsamo es un gran producto.

Sus labios no tardaron en repararse al poco tiempo de empezar a usarlo. Tiene un dosificador que para mí es el ideal para estos productos. Tubo de plástico con una boquilla biselada que hace su aplicación muy sencilla, sobre todo pensando en los niños.

Es una textura densa, entre gel y crema. Se extiende muy bien. Deja el típico efecto de bálsamo, un poco mojado, pero no es desagradable. Además, al no ser un producto específico de niños, pero poder usarlo con ellos, es adecuado para toda la familia. Cuando lo uso noto que también me hace efecto, casi instantáneo.

Me gusta bastante y volveré a comprarlo sin duda.

Tengo que decir, que el que hasta ahora ha sido mi favorito, Carmex, no lo tengo actualmente y por eso no lo saco. En función de esto, de todos los bálsamos que os he enseñado este de Blistex y el siguiente de la lista son mis favoritos.

Es un producto que viene en formato tipo cacao pero con la tapa pequeña (los que tienen la tapa grande se me terminan estropeando en el bolso y los termino tirando antes de terminarlos). Según lo aplicas, como si fuera una barra de labios, notas que el producto no es duro y que se va depositando en el labio permitiéndote extenderlo muy fácilmente. Me gusta cómo deja y repara los labios.

Este, concretamente, tiene un SPF 15 y un olor increíble. El mío es de frambuesa y limón y, aunque el  aroma se nota claramente artificial, madre mía. Es increíble. Vamos, a mí me encanta.

Creo que con este no hace falta que os diga si lo voy a comprar de nuevo, jeje.

Este producto es de los mejores que he probado para reparar los labios. Aunque también tiene el dispensador tipo bola, y eso no me gusta, es cierto que la fórmula repara intensamente los labios.

Tiene una textura crema/gel que se reparte muy bien por el labio. No deja sensación pegajosa. Tiene un aroma con un punto dulce que me gusta muchísimo.

Hace su función muy bien, repara los labios y los deja suaves.

Aunque, como ya os he comentado, el dispensador tipo bola no me gusta nada, en este producto no me importa demasiado porque lo que realmente me gusta es la fórmula y sus efectos.

Seguro que repetiré, pero investigaré los formatos que tienen.

De este bálsamo no puedo contaros opinión pues no lo he abierto aún. Lo conseguí en un concurso de Instagram en la cuenta de @melup. Mel es una chica apasionada del mundo de la belleza que tiene infinidad de productos maravillosos que te dan ganas de comprar sólo por cómo describe sus efectos. La conocí precisamente por su cuenta de Instagram y hace bien poquito que ha abierto su espacio Melup Beauty Blog. Si os gusta este mundo no dudéis en seguirla.

Respecto al producto, por lo que he podido leer, cura, nutre e hidrata los labios secos y agrietados (vamos, un producto ideal para mí). Es una firma de esas marcas respetuosas con la piel, que tiene ingredientes naturales y libres de químicos irritantes. Sus productos no se pueden adquirir físicamente en España, pero hay varias webs donde podemos comprarlos. Me apetece mucho probar algo de esta marca, aunque esperaré un poco para abrir el bálsamo.

Y ¿Vosotras? ¿Qué productos de Cuidado de labios usáis? ¿Tenéis alguno favorito? ¿Os gusta alguno de los míos?

No dudéis en contármelo, me hace mucha ilusión.

Podéis seguirme en mis redes sociales Instagram, Facebook, Twitter, compartirlo en las vuestras y así me ayudáis a dar a conocer mi blog.

Besitos y gracias por pasaros.

También te puede interesar...

41 comentarios

  1. Me chiflan los labiales como tú!! nunca me pinto los labios, pero los labiales transparentes y reparadores me requetechiflan!

    Soy muy, muy fan de la vaselina de toda la vida, el del tarrito rosa, me gusta porque además lo uso para cuando se me resecan las manos (los nudillos en invierno) así que lo encuentro de lo más útil y calidad/precio es irresistible!.

    También he probado el de Avène, hace tiempo y de hecho no me había vuelto a acordar hasta ahora que te he leído, creo que pasó por mi vida sin pena ni gloria.

    Y el de Neutógena me lo compraré este invierno, me encanta su crema de manos, y aunque para mí son productos caros, creo que la marca es de calidad.

    Y dicho esto, te doy un “consejo” (bueno no, te digo lo que hago yo mejor jeje) cuando tengas tú o los niños los labios muy mal ya sea por el sol o por el frío, por la noche antes de dormir, poneros aceite de coco ¡¡¡ Genial !!! además el aceite de coco es buenísimo para cocinar, para hacer mascarillas, para todo (nota mental, tengo que hacer un post sobre ello).

    De verdad que va muy bien.

    En fin! después de este rollo, voy a seguirte y a mirar tu blog! 🙂 Besazos!

  2. Mira que tengo bálsamos labiales…y no coincidimos en ninguno!!!
    Lo más parecido es una barra de Neutrógena, pero me ha chafado un poco, porque viendo la fama de la marca, me esperaba mayor hidratación, así que no tiene nada que ver con el formato crema.
    Bss.

  3. Hola. Yo no tengo el mismo problema que tú ahora, pero no se por qué durante un tiempo si lo tuve. De todos los bálsamos que has mostrado, yo probé el de Avene, y la verdad es que me fue fantástico. Suerte con tu búsqueda, y ánimo. Muchos besos 🙂

  4. Hola guapa!
    Cuantos balsamos labiales… yo probé el de letibalm y sin pena ni gloria la verdad… también he de decir que no tengo serios problemas ni de sequedad ni grietas ni nada parecido, yo estoy usando un balsamo con protección solar de wet in wild con olor a fresa que no lo cambio por nada del mundo y por las noches uso uno de Repavar con aceite de rosa mosqueta que hace como una pequeña exfoliación y la verdad es que me va fenomenal para tener unos labios suaves e hidratados. Si quieres probar 2 mas aquí te dejo los que uso yo 🙂
    Gracias por la recomendación.
    Un beso!

  5. Yo la verdad que no tengo ese problema pero mi pequeña sí y usa LETIBLAM PEDIÁTRICO.Aunque he de confesar que a veces la he utilizado yo también. De todos modos este post me ha servido para conocer tu opinión sobre otras marcas. Gracias por compartir con nosotras tus experiencias. Bss

  6. A mí no me puede faltar la vaselina de Gal. Tengo una caja grande en la mesilla de noche para aplicarme cada vez que me acuesto y muchas pequeñas repartidas por todos los bolsos para aplicar en momentos puntuales que note sequedad. En invierno, además, evita que se me corten los labios con el frío. También tengo un bálsamo nutritivo de Yves Rocher de naranja y almendra que uso de vez en cuando.
    Me ha gustado mucho el que nos enseñas de Avene, sobre todo por el aplicador, pensando en los niños.
    Un besito

  7. De los que enseñas el que he usado es la vaselina de toda la vida.
    El de Blitex lo conozco aunque no lo he probado. Los demás son nuevos para mí.
    Mis favoritos del momento, son los de Liposan. En especial los que dan un ligero colorcillo y protege los labios.
    También me gustan los del Rimmel. Esos los uso antes de echarme un labia mate de los secos y me va genial 🙂

  8. Es una lastima cuando nos llevamos un chasco en productos que compramos y mas si son carisimos. A mi se me resecan pero mas que nada siempre se despellejan. Constantemente sin importar el bálsamo que use.

  9. Es muy importante tener los labios bien hidratados, y es algo que solemos olvidar con facilidad, la verdad, a mi personalmente el que más me gusta es el de Neutrógena, es una maravilla, pero hay muchos que no he probado de los que has enseñado, me animaré a probarlos a ver qué tal. Muchas gracias por tu post!

  10. mi favorita es Elisabeht Arde, la tengo yo tambien y es una pasada, porque no solo la uso para los labios, tambien para las quemaduras, rozaduras o incluso picaduras de algun mosquito. te cura inmediatamente y es una maravilla. El olor no es exageradp, es diferente porque nunca habia olido asi nada, pero al rato ni lo notas. Para mi un 10. tambien la vaselina de siempre para los labios esta bien. Aunque mi favorita siempre sera la barra azul de liposan.

  11. Yo también tengo ese problema, siempre los labios secos y se me agrietan con el frío o calor, indiferentemente.

    He probado de todo. El neutrógena que usas tú, el tarrito letibalm para reparar nariz y labios, blistex protect plus… y yo que sé cuantos más.

    Aún no he encontrado uno que da un resultado duradero, ya que me los tengo que aplicar cada poco, sobre todo en invierno, así que he pensado que voy a buscar protectores labiales naturales, a ver si consigo dar alguno mejor, con mayor efectividad.

    Gracias por compartir y Saludos!

  12. Me ha encantado el post, es super útil! La verdad que yo desde siempre he usado la vaselina neutra de toda la vida y me va genial. Me pasa lo mismo que a ti, la aplico por la noche y a la mañana siguiente mis labios están como nuevos. Y es tan barata y huele tan bien… La de bobbi brown tiene pintaza pero es carísima! Y el bálsamo de Neutrogena quizá lo pruebe en invierno, pero ya te digo que de momento y desde siempre uso la vaselina rosa. Un beso

  13. Hola guapa!

    Yo he usado la marca neutrógena para el invierno para la sequedad de las manos y me ha encantado su calidad y como te deja las manos de hidratadas, por tanto, como también tengo el mismo problema que tu de labios, no me lo voy a pensar más, y voy hoy mismo a comprármelo a la farmacia, porque sin duda esta es de las mejores marcas que he conocido y leyendo tu opinión me has hecho decidirme. A mi tampoco me convence la bolita pero se lo dejo pasar. Un beso y muchas gracias por toda la información.

  14. ¡Hola guapa! Yo soy mucho de usar bálsamos porque se me secan muchisimos los labios, tanto en invierno como en verano, pero mucho más logicamente en invierno. De los que muestras he probado algunos como el leti balm, pero el que mas me ha llamado la atención y que no he probado es el de neutrógena. Me lo apunto! Besos 🙂

  15. De todos los que muestras sólo he probado la vaselina de Gal que no te creas que me emocionó mucho. He visto propuestas interesantes pero tengo muchos bálsamos labiales y me duran años así que de momento no caeré con ellos y me quedo con Carmex, uno de mis imprescindibles. Muaksss

  16. No he probado ninguno de los que muestras. Tenía pensado hacerme con el de Bobbi Brown para este invierno pero viendo tu opinión pasaré de invertir tanto dinero en un bálsamo. Yo normalmente utilizo el típico tarro que te venden en la farmacia. Si mal no recuerdo es letibalm. No es gran cosa pero como me baño en él, algo hace jajaja

  17. Hola guapa pus yo siempre uso GAL porque me funciona muy bien como tu dices te lo aplicas a la noche y al dia siguientelos labios como nuevos lo que pasa que muchas veces me lo aplico durante el día tambien sino si se me iria el efecto pero tengo muchas ganas de probar la marca Blistex, Carmex y EOS (aunque estos ultimos son un poco caretes la verdad). Un besito

  18. ¡Hola guapa!
    Acabo de descubrir tu blog y me parece muy interesante, y sobretodo este post. En invierno, y muy a menudo, tengo los labios bastante cortados, así que me apunto algunos bálsamos labiales para probarlos, a ver si este año no los tengo tan mal.

    Me quedo por aquí para no perderme nada.
    Un besote
    Eva

  19. Hola guapa!! yo utilizo para la sequedad labial un bálsamo de la rose possay pero también te digo que de sabor no anda muy fino, no me hace mucha gracia pero protege muy bien los labios. En el bolso el que llevo siempre es la vaselina neutra perfumada, que es maravillosa para extenderla por los labios con un lápiz labial y dar un poco de color. En cuanto a mis sobris, ellos utilizar letiblam pediátrico, que por las mañanas hace un frio que corta. Besos!!

  20. A mi en verdad me fascinan los labiales, sobre todo los rojizos que me quedan bien. Pero es cierto que si no se cuidan los labios, no hay labial que cubra la resequedad, incluso pueden empeorarla. Yo por las noches y mientras estoy en casa uso manteca de cacao, de la hecha artesanalmente, para protegerlos y humectarlos, además de que disfruto del saborcito y aroma chocolatoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *